UN FANTASMA INVOCADO POR OCIO


​UN FANTASMA INVOCADO POR OCIO

No escucho mi corazón.

Tal vez se lo llevó el tornado.

Todo el tiempo tratando de ser el bueno, cuando nadie me pidió que lo fuera.

Las noches han sido solitarias y no me acostumbro a ellas.
No veo almas dispuestas a amar.

Tal vez están durmiendo en otra galaxia.

Todo el tiempo se esconden de asesinos imaginarios.

La vida se intensifica cuando alguien te acaricia.
No me concentro en mi destino.

Sales de la nada y no existen teorías para explicarte.

Giras la cabeza, te marchas y me estrello con la soledad.

Agonizamos un poco en cada sentimiento que nos pisan.
No analizas mis miradas.

Mis ojos brillan cuando estás.

Me acerco y me corres.

Es desgastante querer decir tanto y ser callado.
Tal vez soy el pasado de todos.

Un fantasma invocado por ocio.

La estrella ya sin luz.

La última página de una boba novela.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s