TE VENDES MUY BIEN


​TE VENDES MUY BIEN

Debes pasar varias horas frente al espejo ensayando.

Modular la voz puede ser un gran arte.

Obligar a las lágrimas a salir.

Te conozco, ya no puedes engañarme.
Es muy redituable aprenderse salmos.

Poner tu cara dulce y de tristeza.

Hablar siempre de sinceridad aunque rara vez lo seas.

Decir que eres humilde y al final seduzcas por ambición.
Caí en tus garras.

Creí en tus cuentos de Dickens.

Hasta lograste impresionar a mi madre.

Eres una gran maestra de la perversidad.
Te vendes muy bien.

Hija buena y tierna universitaria.

Mujer de principios y luchadora social.

Amorosa y fiel.
Se gana mucho recitando versículos.

Fingiendo timidez en la cama.

Aprender a mirar como un perrito hambriento.

Asegurar que vales mucho y ponerle precio a tus caricias.
Fui un tonto al comprarte.

De verdad creí que te sobraban virtudes.

Hasta mi padre confió en tu decencia.

Te vendes muy bien.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s