LOS SOLITARIOS Y LOS ILUSOS


​LOS SOLITARIOS Y LOS ILUSOS

No te encontré en la luna.

Busqué en cada rincón del mar.

No escuché tu voz.

Seguramente inventé tus ojos en algún incoherente sueño.
Los solitarios solemos mentirnos frente al espejo.

No te encontré en el sol.

Debajo de las piedras tampoco estuviste.

No esbozaste una sonrisa para mí.
Seguramente imaginé tus latidos en algún día de melancolía.

Los ilusos solemos creer que mañana todo será mejor.

No te encontré en Neptuno.

Busqué en cada hoja del bosque.
Tampoco habría amor en la próxima vida.

Seguramente hay magia si no estás maldito.

Los solitarios somos los juguetes favoritos de Dios.

No te encontré en la poesía.
Busqué en cada luz que aparecía.

Nunca has tenido intenciones de acariciarme.

Seguramente el tiempo se apenará por su crueldad conmigo.

Los ilusos despertamos siempre con la esperanza de un beso. Quisiera no hacerlo más.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

 

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s