ALMAS SEDIENTAS


​ALMAS SEDIENTAS

Cierra la puerta con llave.

Muerde la almohada si tienes ganas de gritar.

No quiero que se entere tu madre de tu felicidad.

Somos soldados de la noche.
Cierra las ventanas.

Rasguña mi espalda si quieres explotar.

No quiero que le cuentes a tus amigas las partes que toqué.

Somos amantes en libertad.
No te tapes con las sábanas.

Tu cuerpo expuesto es el arte que deseo contemplar.

Habla conmigo, dime tus secretos.

Somos almas sedientas de luz lunar.
No te bañes inmediatamente.

Quédate enrollada a mí.

Unta tu tranquilidad en mi cuerpo desnudo.

Somos corazones rotos en cualquier lugar.
Abre tu mente cuando estés conmigo.

Acariciaré tus sueños.

Atraparé tus miradas dulces y lascivas.

Somos átomos del Dios físico.
Abre tus labios, recibe los míos.

Escucharé con atención tus latidos.

Provocaré tus instintos primitivos.

Somos universos que se expanden.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s