LA RARA MUJER DE MIS PRETENSIONES


​LA RARA MUJER DE MIS PRETENSIONES 

No sé si hoy será un buen día.

El sol ya está quemando.

El cielo no es completamente azul.

La vida puede depender de un instante.
Veré árboles con flores.

Escucharé sirenas inquietantes.

Las mismas dudas, podríamos ser hermanos.

El hospital de alta especialidad.
No sé si hoy sentirás amor.

Podría jurar que nunca te enamorarás de mí.

No hay méritos que valgan.

La vida puede ser tan solitaria.
Veré sonrisas que no me pertenecen.

Escucharé el lamento de mi corazón.

Decisiones distintas para un mismo error.

La rara mujer de mis pretensiones.
No sé si mañana seré el causante de maravillosos recuerdos.

Podría apostar que nadie me lo dirá.

En este mundo no existe la justicia para los justos.

La vida puede ser sólo una felicidad inventada.
Veré almas desmoronarse.

Escucharé los reproches de los que encerraron sus sueños en un búnker.

Te desean y juegas a ser inalcanzable.

La rara actitud de los humanos.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s