PUERTAS CERRADAS


​PUERTAS CERRADAS

Descansaré de mis sentimientos.

Dormiré mil horas seguidas sin soñar.

Mi corazón a este ritmo enfermará.

El amor no aparece en el radar.
Descansaré de las mismas sombras de siempre.

Vacacionará mi alma en aguas termales.

Mi mente necesita renovarse.

Es evidente que nadie pondrá sus ojos en mí.
Nada termina porque nunca comenzó.

Sólo era yo perdiendo el tiempo en la derrota.

Fui regando mis ilusiones en un campo minado.

Quedé exhausto con los rechazos.
Hace mucho que el mundo no me sorprende.

Seguí enamorándome de humos.

Caminé con los brazos abiertos y únicamente hallé al viento.

Me sentaré a mirar las olas y aprenderé a ya no extrañar.
Descansaré de las predecibles vanidades.

Leeré novelas nuevas y escribiré sobre otros universos.

Mi corazón no puede seguir cargando las dudas ajenas.

Es obvio que nadie me dará una oportunidad.
Nada empezó con amor.

Era fácil mentirme a cualquier hora.

Caminé optimista y sólo hallé puertas cerradas.

Me sentaré a mirar las estrellas y aprenderé a dar la misma importancia que me dan.

CARLOS ALBERTO SALDO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s