NADIE ME BESÓ PARA QUEDARSE


NADIE ME BESÓ PARA QUEDARSE

Un viento arrancó de raíz mi corazón.
No sé dónde fue a parar.
Sigue oscuro y acaba de llover.
Nadie puede decir que no lo intenté.

Un fuerte viento arrancó mi alma.
No puedo asegurar que podré ser humano otra vez.
Afuera hace frío y hay flores muriendo en el piso.
Nadie puede decir que no amé.

Un inesperado viento arrancó la fe que  tuve.
Desconozco si un día volverá.
Desperté con un dolor agudo de pensamientos.
Nadie me demostró que la vida puede ser dulce.

Un filoso viento se llevó mi sonrisa.
No sé qué consecuencias habrán.
El amor sólo apareció en sueños.
Nadie me besó para quedarse.

Un viento implacable arrancó los futuros deseos.
Desconozco el camino para recuperarlos.
La sinceridad se sufre más que la mentira.
Nadie me abrazó para no romperme.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s