¿TÚ A QUÉ HORA TE ENAMORAS?


¿TÚ A QUÉ HORA TE ENAMORAS?

No sé si despertaré como siempre a las seis de la mañana.
A lo mejor, me quedo dormido, reprochándole al Señor la falta de tu silueta.
Pocos saben morirse a tiempo.
Muchos tienen el mal gusto de irse mucho antes o muy después.

No sé si los truenos te asustan y quieres que te abrace.
A lo mejor, ya estás acurrucada en tu cama pensando en otro.
Y es que no tendrías por qué pensar en mí.
¿Yo quién soy? Un desconocido de tu sentir y de tu piel.

Ayer fui un hipócrita, porque te suspiré y me hice el loco.
Lo oculté entre mi alma y el cielo que no tengo.
A lo mejor, mal hago en soñarte tanto.
Pero no entiendo mi vida sin sueños.

¿Tú a qué hora te enamoras?
¿A primera hora o ya que vuelve a estar todo oscuro?
Avísame para llegar puntual.
Y ya si prefieres no quererme, nomás dilo literal.

Siempre que apareces en mis latidos, tiemblo.
Siempre que te clavas en mis ojos, doy gracias por los seis días de la creación.
Y siento que yo te escribí el Cantar de los Cantares.
Y te quiero aquí donde yo pueda escucharte hablar sobre Yucatán.

¿Tú vas o vienes?
Tal vez, yo no soy, pero puedo ser.
La gata está maullando, y la perra tocando la puerta.
Dale un beso de mi parte a tus ojitos.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s