TUS OJOS DE DIOSA GRIEGA


TUS OJOS DE DIOSA GRIEGA

Me siento de veras mal.
Tengo inflamada la garganta.
Me duele el cuerpo porque no me besas.
Se convulsiona mi alma porque no me tocas.

Me siento apachurrado.
Tengo congestión nasal.
Ya estuvieras sirviéndome un caldito de pollo.
Ya estuvieras quitándome la ropa para darme un buen masaje.

Me siento de veras como si fuera a colgar los tenis.
Tengo de esa tos seca que hasta el pecho arde.
Ya estuvieras echándome la bendición con tus manitas.
Ya estuvieras arrimándome tu corazón, antes de que los días se me acaben.

Me siento con las ganas idas.
Tengo el chingado virus de la soledad.
Ya estuvieras despachando mi primer y último deseo.
Ya estuvieras queriéndome con tus ojos de diosa griega.

Me siento de veras como un pinche último aliento.
Tengo las manos engarrotadas de tanto no sentir tu sudor.
Ya estuvieras dándome el naproxeno de tu presencia.
Ya estuvieras acordándote de Dios conmigo.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s