NO PERTENEZCO A NINGUNA CONSTELACIÓN DE ESTRELLAS


NO PERTENEZCO A NINGUNA CONSTELACIÓN DE ESTRELLAS

No recuerdo bien el sabor de los besos.
La memoria se asfixia con el humo de la basura quemada.
Abandonarme por el sueño que no cumplirás.
Pintarme alas con el desdén de una princesa.

No recuerdo bien cómo latía mi corazón.
Nunca escribí un diario para narrar mis días.
Fornicarme con tu alma acomplejada.
Ridiculizarme en tus horas de necesidad.

No recuerdo bien los sermones del pastor.
Mis oídos comenzaron a detectar inconsistencias.
Evangelizarme con mordeduras de serpientes.
Bautizarme con sangre de menstruación.

No recuerdo bien el olor de la muerte.
El dolor se volvió crónico.
Sanarme para no ser amado.
Iluminarme para no ser visto.

No recuerdo bien el calor de un abrazo.
¿Alguna vez me abrazaron?
Susurrarme los terrores de la soledad.
Contarme secretos que todos supieron.

No recuerdo bien la tonalidad del mar.
¿Cuántas despedidas que no ocurrieron?
Odiarme porque represento la fidelidad que no tuvieron más.
Negarme porque no pertenezco a ninguna constelación de estrellas.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s