NO ERA EL CORAZÓN, SÓLO LA LENGUA


NO ERA EL CORAZÓN, SÓLO LA LENGUA

Esa amistad no era inquebrantable.
El mar resultó ser un lago.
Desnudarse a medias.
Cuando el enamoramiento se confunde con un nuevo tinte de cabello.

Ese amor no era profundo.
El vino resultó ser una uva.
Platicar sólo trivialidades.
Cuando la lealtad se aprende de una telenovela.

Ese sexo sólo era un requisito.
La confianza resultó ser una mercancía.
No ser felices por cobardía.
Cuando te lo dieron todo y quisiste más.

La pasión era un ensayo.
No era el corazón, sólo la lengua.
Apreciar los errores de otros para crucificarme a mí.
Cuando tienes un instinto asesino y no lo reconoces.

La nobleza era por conveniencia.
Las ventajas de fingir amar a Dios.
Exigir mi comprensión mientras me apuñalas.
Cuando te gusta el lodo y te maquillas mucho.

Las ganas de paz eran tu guerra interior.
Ese arrepentimiento actuado.
Golpear mi alma para después huir.
Cuando se maquina todo con una sonrisa.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s