HAY QUE MORIR GUAPOS


HAY QUE MORIR GUAPOS

Esperamos nuestro turno.
Alguien cuenta un buen chiste.
La muerte se asusta cuando nos observa.
El amor podría estar presente.

Una anciana nos bendice.
Respondemos de inmediato.
Me siento cómodo con la música ambiental.
La vida ha cambiado tanto.

Un par de niños juegan en el piso.
Bastones y sillas de ruedas.
Libros para que el tiempo no pese demasiado.
Las chicas olvidadas en el proceso.

La enfermera sale y llama.
Entramos sonrientes en la cueva del dolor.
La muerte nos vigila, intenta aprovecharse.
El amor nos ayudará.

El médico se asoma, tiene noticias.
Tiembla y nadie se mueve.
Los cobardes no llegaron.
Quiero vivir besándote.

Los acompañantes se desesperan.
Expedientes gruesos entran y salen.
Pañuelos en la cabeza y todos perfumados.
Hay que morir guapos.

Algunos mejoran, otros no.
Nadie sabe el por qué está enfermo.
Y es que somos tan creyentes, los mejores pacientes.
El destino nos observa y nos teme.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s