IGNORAR A LOS ENTROMETIDOS


IGNORAR A LOS ENTROMETIDOS

No diste la vuelta.
Esperaba algún arrepentimiento.
Un abrazo espontáneo para recordarnos diferente.
No viste mis lágrimas escurriendo.

Hubiera jurado que me amabas lo suficiente.
Siempre surge algo para no quedarse.
Sería bueno que cerraran los ojos para imaginarse conmigo.
Ignorar a los entrometidos y aferrarse a mi corazón.

Caminaste deprisa, como si te alejaras de un error.
Esperaba que voltearas y me consolaras.
Una sonrisa nueva, llena de ilusión.
No viste mi alma haciéndose añicos.

Sabías que te amaba intensamente.
Siempre sucede algo que lo cambia todo.
Sería bueno que sólo escucharan mis promesas.
Ignorar a los entrometidos y acariciar mis sentimientos.

Me diste un doloroso argumento.
Esperaba un poco más de nobleza de tu parte.
Un último beso para estar en paz.
No viste cómo nacía mi soledad.

Hubiera jurado que lo nuestro era real.
Siempre con un golpe me despiertan.
Sería bueno ser el elegido.
Ignorar a los entrometidos y que nunca me dijeran adiós.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s