¡FALLASTE!


¡FALLASTE!

Eras la perra que me estaba volviendo loco.
Te enamoraste de mi fortaleza.
Tu reto era destruirla.
¿De verdad creíste que no pelearía?

Eres la puta que me mutiló.
Quisiste darme una lección, pero tú aprendiste conmigo.
Disfrutabas el dolor de mis huesos.
¿Quién te dijo que yo sería fácil de vencer?

Eras la cerda que me arrancaba el cabello.
Intentaste destruirme desde adentro.
Tragarte mis entrañas y defecarlas como un gran trofeo.
Mi corazón es poderoso, ahora lo sabes.

Eres la pendeja que dejó cicatrices en mi cuerpo.
Cuatro meses de fiebre y algunos muertos.
Cuidado con tu rencor, puedo usarlo en tu contra.
Mi alma está fuera de tu alcance.

Eras la sonrisa fingida de los amigos oportunistas.
Tus besos sabían a metal.
Amabas mirarme llorar.
Jamás tendrás mi mente en tus manos.

Eres el distanciamiento con los tontos.
Vejiga a punto de reventar y la respiración contenida.
Deseabas enterrarme y celebrar.
¡Fallaste!

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s