LO MÁS EXTRAÑO DEL MUNDO


LO MÁS EXTRAÑO DEL MUNDO

Había algo raro en la forma de tus besos.
Debí hacerle caso a mis sospechas.
La gente que me oculta es a la que le fascina romperme el corazón.
Las que se dicen humilladas, son las primeras en regresar a ese estilo de vida.

Sentía frío cuando me abrazabas.
Tus palabras cortantes nunca faltaron.
La gente que menos me acaricia es la que adora usarme.
Las que dicen odiar sus fracasos, son las que más añoran su pasado.

No puedes confiar en las mujeres que siempre te acusan injustamente.
No debes entregar tu alma cuando no te hacen el amor con pasión.
Contarás tus secretos y aún así te seguirán tratando como a un completo extraño.
Conocemos el final de la historia, sin embargo, continuamos siendo ilusos.

No puedes confiar en las mujeres que siempre están hablando de otro.
No debes tener fe en alguien que no te sostiene cuando estás cayendo.
Darás lo mejor de ti y aún así seguirán queriendo más.
No hay futuro cuando te aferras a los errores.

Había algo raro en tu forma de mirarme.
Debí hacerle caso a las señales.
Cuando no te toman de las manos delante de todos, no valdrá pena.
Las que aseguran que ya están listas para ser felices otra vez, son las primeras en dudar mañana.

Tu falta de seducción.
Tu incomprensión permanente.
Lo presentía, me romperías los sueños.
Habría sido lo más extraño del mundo si hubiese sido diferente.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s