NADIE SABRÁ QUIÉN SE CUBRIÓ CON ESAS SÁBANAS


NADIE SABRÁ QUIÉN SE CUBRIÓ CON ESAS SÁBANAS

No es necesario que lo pienses mucho.
Ambos sabemos que la noche nos cubrirá.
No dejaremos rastros en las estrellas que tocaremos.
¿Te conformarás sólo con imaginarme desnudo?

No es necesario analizarlo mil veces.
Le daré de comer a tu pasión.
Mis manos de tus nalgas se borrarán.
¿Te conformarás con ese libro sobre tu buró?

Ven el viernes y el sábado.
Olvídate del pudor, déjalo en casa.
Tus gemidos sólo los escucharán mis almohadas.
¿Hacemos algo salvaje?

Ven cuando puedas.
Recuerda todas tus fantasías, ponlas sobre mi cama.
Tus latidos se acelerarán.
¿Te gustaría conocer mi sabor?

Imagino tus pies sobre la pared.
Tus ojos vendados y mi lengua inquieta.
Imagino tus piernas tensas.
Algún juguete vibrando y un vaivén de caderas.

Nos cansaremos y querremos más.
Tus besos serán mi nueva adicción.
Mis caricias revolucionarán tu vida.
Y nadie sabrá quién se cubrió con esas sábanas.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s