PÚBLICO O SECRETO


PÚBLICO O SECRETO

No tengo el poder de leer mentes.
Si estás pensando algo, dímelo.
A ciertas edades no tiene caso dar tantos rodeos.
¿Me pedirás algún deseo?

Las indirectas me causan bostezos.
Después de todo lo que he vivido, no soporto los silencios.
¿Por qué la gente no se arma de valor para compartir sus fantasías?
Se pierde más cuando las dudas permanecen.

¿Planeas algo conmigo?
¿Te gustaría hacer mis noches diferentes?
No escucho los pensamientos.
Sólo entiendo lo concreto.

Algo público o secreto.
Algo dulce o perverso.
Algo nuevo y excitante.
Puedo adaptarme a las circunstancias.

Nunca revelaría lo que suceda.
¿Tú presumirías que estuviste a mi lado?
No interpreto los sueños ajenos.
Me limito a no sufrir ni lastimar.

La tristeza se agranda cuando sepultas los anhelos.
Después de todo por lo que he pasado, me interesa algún tipo de dicha.
¿Por qué la gente reprime sus más básicos instintos?
Nunca se gana cuando te quedas sin hacer nada.

Algo público o secreto.
Algo romántico o salvaje.
Algo puro y sin remordimientos.
Lo que decidas me viene bien.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s