NO PODÍA SEGUIR ESPERÁNDOTE


NO PODÍA SEGUIR ESPERÁNDOTE

No podía seguir esperándote más.
Las ausencias queman.
No eras la única que merecía ser feliz.
Quedarme en el mismo lugar me mataría.

No podía seguir ofreciéndote mi corazón.
Las oportunidades no deben desaprovecharse.
Ser la segunda opción no me viene bien.
Extrañarte eternamente no sería justo.

No podía seguir manteniendo tontamente una esperanza.
Cuando les das todo, deberían de amarte.
No eres la única que ha sufrido.
Decidiste ser sólo un recuerdo para mí.

No podía seguir buscándote.
Las despedidas me destrozan.
Me harté de ser sólo un consuelo.
Guardarme para ti no sería digno.

No podía seguir añorando tus besos.
Cuando les das todo, deberían de honrar tus sentimientos .
No eres la única que se merece lo mejor.
Desearte eternamente habría sido un error.

No podía seguir esperando que rectificaras tu decisión.
Tenía que liberar mi alma de tus ojos.
Me harté de no avanzar en mi camino.
Tal vez algún día alguien luche siempre por mí.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s