UN CLAMOR FERVIENTE POR EL OLVIDO


UN CLAMOR FERVIENTE POR EL OLVIDO…

Suficiente es con haberme fingido cariño.
Te di todo cuanto pude y te habría dado más si lo hubieras pedido.
Fui un tonto amándote así, cuando no me dabas motivos.
De eso, soy el único culpable.

No me digas que te sientes afligida por lo que hiciste.
Jamás dudaste para decirme adiós
Muy sonriente andas por el mundo, como si el mal te lo hubiera hecho yo.
Acepté de frente mi derrota; ya pasó tu hora para decirme que nunca te importé.

A nadie se ama a la fuerza, pero cuando ilusionas a lo tonto, siempre será una canallada.
Perdí el tiempo y las ganas de ser feliz.
Arrancaste mi alma, eres buena para presumir.
Ay de aquellos que suspiran tus encantos, nomás para morir.

No me vengas con cuentos infantiles.
La verdad siempre sale a relucir.
Soy muy hombre para nunca maldecirte.
Pero ya no te creeré en esta y en ninguna otra vida.
¿Cuándo lloraste realmente por mí?

La dignidad es desde que nacemos y se perfecciona con los años.
He aprendido más ayer que contigo.
¿Qué de bueno me dejaste?
Un clamor ferviente por el olvido.

Ya no digas que me llevarás por siempre en tu corazón.
En poquitos días me cambiaste.
Y la tristeza por ningún lado te la vi.
¿Qué vas a saber tú de penas, si el puñal está en tus manos?

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s