DESPUÉS DE LA TERCERA…


DESPUÉS DE LA TERCERA…

Después de la tercera curiosa ya no duele.
Los recuerdos se van evaporando en cada beso.
Se derrama el alcohol en mi pecho, no lo desperdician.
Expulso al soñador y aparecen las deseosas de mi mente retorcida.

Por mero trámite fingen que hay un poco de cariño.
Nadie quiere admitir la fiebre de su carne.
Mi cinismo está muy por encima de falsas decencias.
Saborearé su liberación femenina.

Las buenas chicas saben dónde acariciarme.
Las hipócritas invariablemente dicen que no son expertas desnudándose.
Sin embargo, son maestras rompiendo corazones.
Sienten un especial placer cuando escupen en mi alma.

Después de la tercera atrevida dejas de llorar.
La melancolía se convierte en cenizas.
Se derrama miel sobre sus cuellos, no dejaré ni una sola gota.
Expulso al iluso y llegan al límite de su contorsionismo.

Es el gusto por las almohadas perfumadas.
Terminan por reconocer lo complacientes que han sido a lo largo de sus vidas.
No les daré de comer mentiras, porque eso arruinaría mi sonrisa.
Saborearé cada uno de sus puntos ciegos.

Las buenas chicas saben cómo mantenerme despierto.
Las comunes niegan las evidencias de sus traiciones.
El amor no existe en ninguno de los dos casos.
Sin embargo, aprendí a vivir y a disfrutar lo que hay en el mundo.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s