ESE TIEMPO NO EXISTIÓ…


ESE TIEMPO NO EXISTIÓ…

Vestida de blanco, del brazo de tu padre.
Confidente eterna, consejera permanente.
Amante inagotable, desvelos milenarios.
Embarazada, familia y todos agradeciéndole a Dios.

Navegar en el mar Mediterráneo.
Terminar una botella de vino y desnudarnos.
Fundir nuestras almas y fotografiar nuestro amor.
Caminar descalzos por la playa y mirar los eclipses.

Vestidos de negro, despidiendo a seres queridos.
Mis letras siendo pintura en tu espalda.
Besos prolongados hasta quedarnos dormidos.
Celos, peleas y soluciones.

Guisos, postres y abrazos entre cada bocado.
Bañarnos juntos después del sexo y excitarnos de nuevo.
Llaves perdidas, películas aburridas y música para bailar.
Serenatas, cumpleaños y flores coloridas.

Canas, tintes y arrugas.
Pantalones desgastados y libros acumulados.
Alarmas a las seis de la mañana y siestas vespertinas.
Fidelidad absoluta y admiración interminable.

Diferencias políticas y concordancias educativas.
Masajes de pies y enfermedades estomacales.
Navidades inolvidables y mascotas adorables.
Clavados del trampolín y carruseles en la feria.

Amor bendecido y caminando siempre tomados de la mano.
Antioxidantes y desayunos en la cama.
Nuestros hijos creciendo y saliendo de la casa.
Nada, ese tiempo no existió.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s