¿DIOS, ME AYUDAS?


¿DIOS, ME AYUDAS?

Los niños ríen, las perras ladran…
Dios es maravilloso en este y en cualquier día…
No me bendecirá siempre, no lo merezco…
Detesto sus pruebas cuando debería arrodillarme y agradecer.

Mis manos se están llenando de letras, mis piernas pueden correr…
Dios sabe más que yo y no puedo corregirlo…
No me dará siempre lo que quiero…
Detesto ofenderlo y rara vez lo evito.

La hermosura de las mujeres es prueba suficiente…
Dios es un genio cuando se pone a fabricar…
No me hará feliz cada vez que yo lo quiera…
Soy un mal hijo, un hipócrita.

Mareas y eclipses, sonámbulos y misericordiosos…
Dios es lo que hace a la materia…
El amor profundo y la  valentía de los cobardes…
Si lo apreciara en todo momento, me niego esa oportunidad.

Las rosas que adornan el altar y la fe de los que mueren…
Dios es el maestro que ignoro…
Las despedidas y los encuentros…
Si obedeciera, quizás sería soñado.

Inteligentes y tontos, sol en eclipse y los ojos de ella…
Dios es el más excelso inventor…
No somos sus títeres ni esclavos…
Un Padre no nos haría jamás eso.

Perdón y estrellas fugaces, montañas nevadas y los labios de ella…
¿Dios, me ayudas a ser tu hombre?
El arrepentimiento y las nubes cargadas de compasión…
Si fuera bueno, tal vez me estarían abrazando.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s