NO PUEDO…


NO PUEDO…

Era un amor que se adueñó de mi…
Llegó más allá de mis fronteras…
Estaba dispuesto a sacrificarlo todo…
Bueno, llegó el tiempo de quemar mi corazón.

Alguno de los dos tiene que ser feliz…
Inténtalo, aún quiero verte sonreír…
Mis pensamientos nunca dejarán de ponerme triste…
No puedo disfrutar el mundo porque nunca me he sentido parte de él.

Era el amor que rogué…
Rebasó mis mejores sueños…
Lo maravilloso tiene un precio…
Bueno, es el momento de ofrecer mi alma.

Alguno de los dos tiene que vivir permanentemente ilusionado…
Hazlo, necesito que lo logres…
Mi cerebro no funciona como la mayoría…
No puedo aferrarme al aliento de desconocidos…

No me arrepiento de amarte, pero si de sobrevivir…
Las mentiras parecen no importarles y yo no me acostumbro a ellas…
Fingiendo sentimientos sólo para presumir compañía…
Prefiero ponerle sal a mis heridas.

Alguno de los dos debe sentirse amado…
Me encantaría que fueras tú…
Mis ideas no concuerdan con este universo…
No puedo cerrar los ojos e ignorar que nadie está aquí.

Era el amor que me hacía respirar…
No puedo ponerme una máscara y actuar como otro…
No puedo convertirme en lo que detesto…
Prefiero continuar solo, sin remordimientos.

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s