TENGO RAZONES PARA DUDAR…


TENGO RAZONES PARA DUDAR

 

 

Sé que no todas las mujeres son mentirosas…

Sé que aún existen corazones leales…

No puede ser que todo el mundo se haya olvidado de cómo amar…

No puede ser que ya nadie sueñe dulcemente.

 

¿Pero sabes algo? el tono de tu voz no me convence…

Las palabras me parecen tan fingidas, como si estuvieras actuando…

Tu lenguaje corporal me indica muchas cosas, menos un amor puro…

Quisiera creerte; sería muy feliz si todo fuera cierto.

 

Mi corazón no era así de desconfiado, aprendió de sus errores…

Esos gestos no me conmueven,  me siembran sospechas…

Podría ser que estoy en un gran error, pero es mejor dudar, a que te destrocen la vida…

Tus ojos son poco claros, a veces pienso que sólo quieres olvidar.

 

Tus labios no saben a tu alma…

Tus caricias son de un cielo pecaminoso…

Tus palabras carecen de espontaneidad…

Si te estoy juzgando mal, pagaré las consecuencias.

 

Tengo razones para dudar…

Tus sentimientos me parecen  confusos como tus pensamientos…

El dolor me hizo aún más racional…

¿Me quieres? ¿De dónde salieron esos sentimientos?

 

 

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s