MUJER ATÍPICA…


MUJER ATÍPICA

 

 

 

Era casi medianoche cuando llegaste a casa…

No escuché el taxi, pero un ángel me hablaba…

Es el rostro más dulce que he visto en varios años…

Tus manos frías, nerviosa.

 

Una gelatina de zanahoria y una rosa de cartón…

¿Podría alguien conmoverme más?

Sin conocernos, nuestros labios supieron exactamente cómo rozarse…

El primero beso me supo al millonésimo.

 

Era un amante fuera de ritmo…

Pero tú me volviste un experto…

Tu cuerpo parece mío de siempre…

No te pusiste perfume, y esa falta de aroma, será mi nueva gran debilidad.

 

Ojos que funden el hierro…

Caricias que sacuden lo muerto…

Preguntas, confiesas; te contesto, confías…

Haces, dejas hacer; sugieres, aceptas.

 

Tomas el control, jugueteas…

Tomo las riendas, vibras…

Es la primera lengua inteligente que me lame…

Es el primer cerebro que usan conmigo.

 

Cuentas la verdad a rajatabla…

Escuchas atenta aunque no te guste lo dicho…

Niña, adulta; amorosa, complaciente…

Movimientos inesperados; me llevarás al camino del no retorno.

 

Hasta tus pies son perfectos…

Tu voz, es la primera melodía sexual en mis oídos…

Tu edad, corresponde a todos los años conocidos…

Tu cuerpo, sobrepasa a todo lo que imaginé anteriormente.

 

Me enamorarás profundamente…

Terminaré entregándote también el alma…

¿A quién debo felicitar? ¿A Dios? ¿A tus padres?

Amante única; mujer atípica.

 

 

 

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s