ESTOY CIEGO…


ESTOY CIEGO

 

 

He pedido pruebas una y otra vez…

Creí que el dolor me puso a la defensiva…

Eres paciente, pero todos tienen un límite…

¿Quién soy para ignorar lo que haces?

 

Estuviste, estás, y por algún extraño motivo te has quedado…

No eres de esas mujeres que me abandonan fácilmente…

Si fuera menos insensible, lo apreciaría…

Estoy ciego, no puedo ver los verdaderos corazones.

 

Un hombre bueno, suplicaría por tu amor…

Un hombre como yo, prefiere quedarse con los ojos cerrados…

No me salves de mis demonios, no merezco tu inocencia…

No me abraces con tu alma, no sabría cómo cuidarla.

 

Nadie más me ha dicho tantas veces que me quiere…

¿Qué ves en mí? ¿Eres ciega también?

No imagines mis labios, no saben quitar el aliento…

No alivies mi amargura, tú no la provocaste.

 

Un hombre razonable, te compartiría su vida…

Todo lo que toqué fue irreal…

Todos esos aromas que respiré, fueron sueños…

Un hombre digno, le daría las gracias a Dios por tenerte cerca.

 

Estoy ciego, no veo lo importante que eres…

¿Por qué sigues aquí? ¿Eres ciega como yo?

Aléjate sin decir adiós…

Demuéstrale tu amor a alguien que te valore en toda tu magnitud.

 

 

 

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s