OJITOS REPARADORES…


OJITOS REPARADORES

 

 

Frecuentemente la vida me golpea…

La mayor parte del tiempo, tengo melancolía…

Olvido disfrutar los días…

Y de pronto, todo se ilumina; mírame así con extrema dulzura.

 

No tienen luz de una enamorada…

Aún así, me colman de dicha…

Me consuelan cuando todo está peor…

Son la salida de la miseria, son la entrada a lo fantástico.

 

Constantemente alguien sin piedad me hiere…

La mayoría de las veces lloro sin parar…

Mis noches son crueles…

Y de pronto, el desierto florece; mírame así con esa bondad.

 

No me tienen lástima…

Eso me agrada, eso me calma…

Me enamoran cuando el corazón está a punto de morir…

Ojitos reparadores, quédense junto a mí.

 

El destino después de todo no se ensaña…

Me tiene una divina consideración…

Me regala su claridad…

Ojitos reparadores, no me dejen de mirar.

 

No hay tristeza ni enojo con ellos…

La fe y la ilusión reaparecen…

Bendito sea su celestial brillo…

Ojitos, gracias por reparar mi corazón destrozado y mi alma reventada.

 

 

 

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s