POR EL DÍA QUE LLEGASTE A MI VIDA, FLAQUITA QUERIDA ME PUSE A BRINDAR, Y AL SENTIRME UN POQUITO TOMADO, PENSANDO EN TUS LABIOS ME DIO POR CANTAR… ME SENTÍ SUPERIOR A CUALQUIERA, Y UN PUÑO DE ESTRELLAS TE QUISE BAJAR; Y AL MIRAR QUE NINGUNA ALCANZABA, ME DIO TANTA RABIA QUE QUISE LLORAR… YO NO SÉ LO QUE VALGA MI VIDA, PERO YO TE LA QUIERO ENTREGAR; YO NO SÉ, SI TU AMOR LA RECIBA, PERO YO TE LA VENGO A DEJAR… ME ENCONTRASTE EN UN NEGRO CAMINO, COMO UN PEREGRINO SIN RUMBO NI FE, Y LA LUZ DE TUS OJOS DIVINOS, CAMBIARON MIS PENAS POR DICHA Y PLACER… DESDE ENTONCES YO SIENTO QUERERTE CON TODAS LAS FUERZAS DEL ALMA QUE ME DA… DESDE ENTONCES FLAQUITA QUERIDA, MI PECHO HE CAMBIADO POR UN PALOMAR…”PALOMA QUERIDA; JOSÉ ALFREDO JIMÉNEZ”.


Esta entrada fue publicada en CANCIONES MARAVILLOSAS. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s