DOÑA BRUJA…


DOÑA BRUJA

 

 

La señora Gabriela amenazó con denunciarme…

Piensa que soy un ladrón, un vividor…

Intenta proteger a su pequeñita…

Señora, no es tan inocente como cree.

 

Me llamó poco hombre, viejo…

Tiene razón, soy un cínico; la solemnidad me duerme…

No le diga estúpida, tiene maestría…

Son pocos años la diferencia, pero la vulgaridad es la misma.

 

¿Me acusará ante el mundo?

Adelante, me encantaría ganar notoriedad…

¿Es cierto que su esposo tiene una amante?

Le ofrecería consuelo, pero si su hija no me excita, usted menos.

 

¿Barbaján? Si supiera lo que ella me ha susurrado en varias madrugadas…

Tómelo por el lado amable, no se enoje…

Pídale que la lleve a la sexshop donde hace sus compras…

Escoja el color y el tamaño que más le acomode; le doy permiso para fantasearme.

 

¿Doña bruja, me disculpa?

Le prometo que su niñita no volverá a saber de mí…

Hace tiempo que ya me aburría…

Su cercanía me volvía basura.

 

No se sientan indignadas…

¿Para qué me hacen caso si no soy de su agrado?

Doña bruja, no se altere o se enfermará más…

Usted sabe que al final del cuento su bebita se casará con algún príncipe.

 

 

AUTOR: CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ.

 

Esta entrada fue publicada en ESCRITOS, PENSAMIENTOS.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s