INJUSTA


INJUSTA

No sabes leer mi mente.

Nunca estuviste en mi ventrículo derecho.

No pediste que te contara mis secretos.

Entonces no puedes juzgar lo que siento.
No entiendes lo que pienso.

Nunca te gustó estar dentro de mis sueños.

No probaste todos mis besos.

Entonces no deberías de hablar mal de mí.
No interrogaste a mis ojos jamás.

Nunca intentaste creer en mi verdad.

No recargaste tu cabeza en mi hombro.

Entonces poco sabes de mi vida.
No deseaste habitar en mi alma.

Nunca me viste llorar.

No me abrazaste con todas tus fuerzas.

Entonces no puedes decir que valgo menos de lo que esperabas.
No interpretas mi tristeza.

Nunca brincaste de alegría conmigo.

No velaste mi sueño ni una sola vez.

Entonces quizá no exista justicia en tus reproches.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario

¿POR QUÉ NADIE PREFIERE AMARME?


¿POR QUÉ NADIE PREFIERE AMARME?

Te recuerdo sin querer y sufro.

Le tenía fe a tus sentimientos.

Tú no creíste en los míos.

¿Por qué nos cruzamos en el camino?
Tengo en mi corazón el sabor de tus besos.

Pensé que mi fortuna cambiaría.

Me diste la espalda y no tu confianza.

¿Por qué no escuchaste mi alma?
Entre tus brazos no me importaba el mundo.

Sólo enaltecía tus virtudes.

Pero tú engrandecías mis defectos.

¿Por qué nadie prefiere amarme?
Te pienso sin buscarlo y me duele.

Esperaba que contigo ocurriera el milagro.

Sin embargo, el cielo no lo quiso.

¿Por qué no lo intentan realmente conmigo?
Te sueño y siento tan extraño.

Le tenía fe al momento.

Tú nunca te dejaste llevar por mis caricias.

¿Por qué te soltaste de mi mano? 

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario

HASTA MORIR LOS DOS


HASTA MORIR LOS DOS

Tienes los ojos que le quiero robar a Dios.

Tú el cielo, y yo una caricia entre tus nubes.

No deseo misterios entre nosotros.

Adorarte caprichosa, humilde, excitada y santurrona.
Bebe de esta copa conmigo.

Emborráchame con tus senos.

Traduce este idioma de amor.

Pretendo quedarme en ti hasta morir los dos.
Tienes la sonrisa que quiero arrebatarle al diablo.

Tú las tinieblas, y yo tu enamorado en condena.

No pretendo ser el recuerdo de una noche.

Quererte iracunda, sensual, inteligente y provocativa.
Cómete este pecado conmigo.

Glorifícame con tus gemidos.

Interpreta mis sueños.

Anhelo ser el sol que haga brillar tu cabello.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario

¿QUÉ TAN IMBÉCILES SOMOS?


¿QUÉ TAN IMBÉCILES SOMOS?

Escucho gritos desesperados.

Es la mujercita de las exaltaciones.

Quiere un maravilloso amor, pero ella no es dulce.

Exige comprensión escondiendo su corazón.
Escucho maldiciones.

Es el hombrecito de las inquietudes.

Desea sexo salvaje, pero él no es un buen amante.

Pide complicidad fingiendo sencillez.
Se pone vestidos que resaltan su bella figura.

Es la nena que me descongela. 

Quiere un amor formal, pero ella me prohíbe hablar.

Exige lealtad sin hacerte parte de sus sueños.
Escribe extensas cartas.

Es el chico que no sabe hacia dónde ir.

Desea enamorar, pero él nunca ha estado de moda.

Pide oportunidades en medio de tristezas.
Muchos comparten las mismas miserias.

Es el mundo donde se declaran la guerra por mirarse feo.

Anhelan paz sin abrazarse. 

¿Qué tan imbéciles somos?

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario

NADIE ME PIDIÓ QUE ME QUEDARA


NADIE ME PIDIÓ QUE ME QUEDARA

Me interrumpiste cuando hablaba con mi gato.

Hoy me parece hermosa la luna aunque esté nublado.

Tus contradicciones son la sal sobre mis heridas.

Nadie se ha esforzado para no decepcionarme.
Dijiste que me extrañabas cuando estaba besando mi dolor.

Esta noche tengo frío aunque haga demasiado calor.

Es cruel irte a medias y jugar conmigo como si fuera un soldadito de plomo.

Nadie me ha amado con la suficiente pasión.
Interrumpiste mi descanso sólo para llevarme a la nada.

Hoy descubrí que puedo canalizar adecuadamente mi rabia.

Empáchate con tus inseguridades, no me harás culpable sólo por pensarte.

Nadie es lo bastante honesto como para hacer algo bueno por mi mundo.
No me abrazaste cuando te lo pedí.

Esta noche acaricio la marea que me arrastra.

Es de mal gusto suspirar por alguien a escondidas.

Nadie me pidió que me quedara.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario

NO ME DIFICULTES TANTO LAS COSAS


NO ME DIFICULTES TANTO LAS COSAS

Deja de contarles nuestros encuentros.

Quiero que me digas todo a mí.

Si piensas en mis manos y en mis labios.

Si te has estremecido al escucharme cerca de tu oído.
Ellas no son las interesadas.

Debes de esforzarte un poco para conquistarme.

No debes de esperar sólo mis palabras y mis acciones.

Es justo que también actúes.
Siéntate sobre mis piernas.

Ráscame la espalda y suspira mientras me acerco a tu cuello.

No reserves para mañana lo que puede ser desde hoy.

¿Te he cautivado? ¡Demuéstralo!
Detesto ese tipo de timidez.

Ven por mí, estoy dispuesto a todo.

Recíbeme cuando te ofrezco lo que buscas.

Acepta mis consejos si es que ardes cuando me miras.
Ellas no tienen por qué saber tus fantasías.

Si yo estoy en ellas, las cumpliré.

Sólo dime qué sientes cuando te toco.

No me dificultes tanto las cosas.
Abrázame con todas tus fuerzas.

Enreda con pasión tu lengua con la mía.

Déjame conocer la voz de tu corazón.

No provoques que me arrepienta.
Si crees que puedo ser tu destino, entrégate a la oportunidad.

No guardes en tu alma lo que quieres.

Te deseo cada día más.

Amaría oler a ti.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario

TESTIGO DE TU FELICIDAD


TESTIGO DE TU FELICIDAD

La sábana no cubre tu espalda.

Juego con tu cabello largo y no lo sientes.

Respiras profundo, ¿qué estarás soñando?

Tengo ganas de besarte tu dedo fracturado.
Duermes en mi espacio.

Habitas en mi corazón.

Acaricio tu hombro, te mueves un poco.

Tengo ganas de ser tu aire, tu amor, tu tiempo.
¿Nuestras manos se buscarán?

¿Dejarás otra vez tu perfume en mi ropa?

Dejaré mi alma en el lunar de tu boca.

Tengo ganas de hacerte morder mi oreja izquierda.
La cama desde un principio te pareció cómoda.

Tus ojos desde siempre me parecieron mágicos.

Mañana te irás, ¿me llevarás en tu memoria?

Tengo ganas de ser tu mejor decisión.
Cuando despiertes, te abrazaré fuerte.

Disfrutaré cada segundo que me mires.

Vuela hacia tu destino, aunque yo no lo sea.

Tengo ganas de ser testigo de tu felicidad.

CARLOS ALBERTO SALGADO DÍAZ

Publicado en ESCRITOS, PENSAMIENTOS. | Deja un comentario